29 de mayo de 2018

El único problema

El único problema (1984) es otra novela de mi queridísima Muriel Spark (1918 - 2006). Es un libro que me ha gustado mucho pero que a la vez, lo he encontrado diferente a los demás. Quizás, es el más surrealista y profundo de todos ellos. Surrealista por el tema y las relaciones que van surgiendo entre los distintos personajes y profunda por las meditaciones del personaje principal sobre el Libro de Job. Así pues, podemos decir que a grandes rasgos, El único problema trata sobre el análisis/tesis que Harvey, un millonario canadiense afincado en la zona rural francesa de Los Volgos. A Harvey le acompañan otros personajes secundarios pero que a la vez tienen un papel importante en la trama. Su exmujer, ausente pero elemento clave de la trama, su cuñada Ruth, el marido de ésta, Edward y un chico joven licenciado reconvertido a mantenido y amo de casa.

El libro de Job
puede considerarse el telón de fondo de esta novela, donde Harvey investigará sobre el sufrimiento de Job. Los distintos personajes están muy bien construidos y la historia te mantiene en vilo hasta el final. Un hecho es cierto, el lector nunca sabe como acabará la historia que está leyendo. En definitiva, una novela sparkiana pero que se aleja de las anteriores en cuanto a  la atmósfera, más inquietante y densa ( reflexiones morales-filosóficas) en determinadas partes. 

¿Qué haces los fines de semana?
-Joder – contestó Stewart.
- ¿Qué quieres decir, que joder con la pregunta o que el sábado y el domingo son tus días de jodienda?
- Las dos cosas.- ¿No vas nunca al cine o a un concierto los domingos? ¿No vas a misa?
- A veces asisto a algún concierto. A menudo salgo de excursión los fines de semana. Hago lo que el común de las gentes.
- Pues aquí estás malgastando el tiempo- dijo Harvey.

“Una de las cosas que nos enseña el libro de Job- dijo Harvey- es la inutilidad de la amistad en los momentos difíciles. Tal vez esa no sea una reflexión sobre los amigos, sino sobre la amistad. Los amigos traen buenas intenciones, o al menos obran como si así fuera. Pero la amistad está hecha para compartir la dicha, no la pena.”

“Es el único problema. El problema del sufrimiento es el único problema. Todo se reduce a eso.” 


15 de mayo de 2018

La mariposa en el mapa

La mariposa en el mapa es la última novela del escritor Jorge Ordaz, catalán afincado en Oviedo, publicada por la editorial asturiana Luna de Abajo. Esta novela es un personalísimo homenaje de Ordaz hacia Frederic Prokosch (1906 - 1989), gran novelista y poeta, al que las editoriales y la crítica no han tratado especialmente bien. ¿Quién conoce realmente la obra y vida de Frederic Prokosch? Yo pertenezco a la categoría de "me suena". Pero tengo que reconocer que en mi mente, Prokosch era escritor o compositor de música clásica. Otro motivo por el que alomejor me suena, ha sido el ver ese nombre en casa cuando era pequeña. Estoy segura de que ese nombre me sonaba, pero no lo cuadraba en ninguna parte. Ahí estaba Frederic, en un mar de datos en alguna laguna de mi mente.
Cuando empecé la lectura de La mariposa en el mapa, debo reconocer que no las tenía todas conmigo. Podía ser una lectura demasiado densa o demasiado culta para una aficionada como yo. Y menos mal que me equivocaba. A medida que iba avanzando, me iba resultando cada vez más grata su lectura. Ordaz me ha sabido transmitir la compleja y singular personalidad de este misterioso escritor, con un estilo fluido, sincero, curioso y hasta enigmático (muy típico en los finales para enganchar al lector para darle un empujón para que siga leyendo). La personalidad de Frederic Prokosch es .... no sé cómo decirlo realmente... pero personalidad tenía, y mucha. Viajó mucho, escribió mucho, se dedicó a sus hobbies, medio engaño a todo el mundo... pero este autor americano de origen austriaco,  también sufrió. Su condición de escritor independiente en una época donde las etiquetas eran la norma dominante (y seguro que hay algo más ahí detrás), hizo que su carrera literaria no fuera la que él hubiera deseado, provocando muchos momentos de melancolía y rebeldía.
Agradezco a la editorial Luna de Abajo que haya publicado este libro por que es muy instructivo, siempre con el  sello personal de su autor, quién por cierto, mantiene el Blog Obiter Dicta, muy recomendado para todos aquellos amantes de la literatura, geología y curiosidades varias.
Después de la lectura de La mariposa en el mapa, estoy deseando echarle el guante a alguna obra de Frederic Prokosch. Por ahora, mi afición lectora está con una de mis autoras favoritas del mundo mundial, Muriel Spark. Pero ya contaré. Mientras tanto, comprad La mariposa en el mapa que no tiene desperdicio.

 Como se dice en la película El hombre que mató a Liberty Valance, entre la realidad y la leyenda, mejor imprimir la leyenda.

Frederic Prokosch en una carta escrita desde Praga en 1937: “En estos momentos mis principales intereses son el tenis, el squash, la arquitectura barroca, las islas griegas, la poesía medieval latina, y tratar de evitar las vulgaridades del dinero y la publicidad”

OH MY DAD!

Este pasado sábado mi amigo Javi me regaló un cómic (por cierto, esta tradición de recibir cómics por el cumple me encanta) con gran acierto. Al día siguiente ya lo había devorado y debo decir, que me gustó mucho. El cómic va dirigido más bien a los padres primerizos, más concretamente a la figura del padre. Hace años, los progenitores ocupaban un segundo o tercer plano durante y después del embarazo. Un hecho que afortunadamente ha cambiado para bien, por que hoy en día los padres viven conjuntamente  el embarazo, apoyando a las madres en todo este complicadísimo y gratificante proceso. Entonces, los autores de OH MY DAD!, una pareja joven primeriza también, ante este reciente boom editorial de ayuda a los nuevos padres, decidieron documentar su experiencia tanto en las redes sociales como a través de este cómic. Con grandes dosis de humor y realismo, vamos pasando por las distintas etapas  que podemos sentir al ser padres primerizos, desde el nivel novato hasta el nivel sénior. El gran enemigo de los padres primerizos (doy fe de ello) es el miedo, ese elemento que al principio nos aterroriza, y luego aprendemos a vivir con él para más adelante, tirarlo a la basura.
Aconsejo su lectura sobretodo a todos los padres y madres primerizo-as, por que en el mundo de los bebés, o estás fuera o estás muuy dentro.
¡Gracias Javi por el regalo!

1 de mayo de 2018

Toxina

Toxina es una novela escrita en 1998 por el maestro del thriller médico, Robin Cook. Nunca había leído nada de este autor, que es médico y novelista de best sellers, muchos de ellos adaptados al cine. Cook es especialista en tratar temas médicos controvertidos, con un estilo ágil y ese punto de enganche que se necesita para mantener la atención del lector.
En esta ocasión, el protagonista es Kim Reggis, un prestigiosos cirujano cardiovascular que ve como su vida da un giro de 180 grados cuando su hija Becky enferma. Todo comienza al llevar a Becky a cenar a una conocida cadena de hamburguesas. Al día siguiente, Becky empieza a encontrarse mal, hasta que su estado se hace muy crítico. El doctor Reggis tendrá que enfrentarse ante un sistema médico que con tal de abaratar los costes, no actúan con la eficacia y rapidez necesarias ante tales situaciones, siendo la burocracia y la pasividad la política del hospital. Reggis montará en cólera, como no es para menos, ante la falta de acción del personal del hospital y empezará una peligrosa investigación a contrarreloj por su cuenta. Primero, irá a la hamburguesería y de ahí al matadero donde se procesa la carne con sus respectivos e ineficaces controles de calidad. Los magnates de la industria cárnica empezarán a molestarse por la intromisión de Reggis en sus intereses por lo que emprenderán sus particulares medidas para deshacerse del médico desesperado.
En general me ha gustado el libro, no es de mis favoritos, pero se lee bien. Por decir una crítica, el final me supo a poco, un poco forzado, pensaba que iba a quedar todo más explicado.

20 de abril de 2018

Bolsilibros y Joseph Berna

Estaba yo el otro día en el mercado del Fontán (Oviedo), cual husmeadora de libros de segunda mano cuando me topé con un montón de minilibros del género de ciencia ficción, dos por un euro. Así que busqué dos (para empezar, no vaya a ser que no me gusten) con títulos atractivos y me los llevé a casa con gran curiosidad. Resulta que estos libros fueron muy populares en los 70 y principios de los 80, pertenecen al género de la literatura popular donde fundamentalmente eran de ciencia ficción, terror y del oeste. Uno de los autores más prolíficos de bolsilibros es Joseph Berna, que en realidad es José Luis Bernabéu, un hombre que ha escrito una gran cantidad de historias a cada cual más peculiar. En la página bolsilibros Bruguera, podréis encontrar curiosidades, información sobre este autor y sobre todo, el enlace para poder conseguir algún bolsilibro en concreto.
La verdad es que el tipo de formato unido a esta literatura, son una joya vintage. Cuando vaya de nuevo al mismo puesto pienso comprar más bolsilibros. Cuando se habla de literatura popular he podido comprobar que es una lectura llana, amena, rápida y con una misma fórmula en todas las
historias. Esto es lo que ocurre con Berna. Frases cortas, acción y mucho erotismo. Ahora entiendo la advertencia de la carátula cuando pone sólo para mayores de 18 años. A la segunda página de empezar la historia, el protagonista, un hombre viril y muy atlético ya está poseyendo a una rubia cualquiera con gran pasión, que no será la protagonista femenina de la historia, será otra igualmente buenorra, rubia, y a poder ser, sin mucho carácter. Los personajes son muy estereotipados, muchos toques machistas y las féminas, visten todas con un ajustado mono que se les pega a la piel, marcando sus sinuosas curvas. Pero a pesar de todo esto, me gustan estas historias porque son de lo más imaginativas que he leído en mucho tiempo. Los malvados pueden ser unos seres de hielo que se transportan en sillas voladoras, moscas gigantes, dragones de cinco cabezas, o una bruja buenorra que quiere que el protagonista (buenorro también) la haga suya.
Esta entrada la hago como un pequeño homenaje a este desconocido autor para la gran mayoría de gente y que ha aportado tanto a la cultura popular.