11 de julio de 2017

¡Guardias! ¡Guardias!

¡Y aquí tenemos otra novela del mundodisco! ¡Guardias! ¡Guardias! es la primera novela que escribió Terry Pratchett (1948- 2015)  sobre este vasto y desternillante universo. Es la segunda novela que me leo de este autor después de Mort, y tengo que decir que me ha gustado más. Esta novela, que se ríe de todos los estereotipos del género de la fantasía, tiene el sello inconfundible de Pratchett y es muy fácil de leer.
En esta ocasión la acción transcurre en la compleja ciudad de Ankh Morpork, donde el crimen y los robos están casi legalizados mientras la ciudad vive en un estado de anarquía contínua. El gobernante de esta histérica ciudad es el patricio, Lord Vetinari, un hombre austero que lo controla todo al detalle con la ayuda de su ayudante Lupine Wonse. Pero parece ser que todo no lo controla, porque en una de estas, una sociedad súpersecreta llamada Los Hermanos Esclarecidos (los cuales son bastante cortos hay que decir) convocan a un dragón que arrasará la ciudad literalmente y hará que se produzcan importantes cambios (como pa no). Por otra parte tenemos a Zanahoria, un enano de dos metros y fuerte como un luchador de sumo que se incorporará a la Guardia de la ciudad, la cual es un servicio de postureo que nadie respeta (ni sus tres integrantes). Zanahoria llegará con muchas ganas de cumplir la ley, algo que no es nada compatible en Ankh Morpork. Por tanto, tenemos a un dragón que está aterrorizando a la ciudad y a la Guardia de la ciudad, liderada por el Capitán Vimes, un borracho de gran corazón, que tendrá que hacer frente a esta situación nada convencional.
Las risas están aseguradas al 200%, por lo que si alguien desea empezar a leer a Pratchet, seguramente todos los fans de la saga le recomienden esta novela.



“Se decía que, como una gran cantidad de magia puede distorsionar seriamente el mundo cotidiano, la biblioteca no obedecía las normas habituales de espacio y tiempo. Se decía que era infinita. Se decía que uno podía vagar días y días entre las estanterías más lejanas, que había tribus de estudiantes e investigadores perdidos, que en algunas zonas habitaban cosas extrañas, perseguidas por otras cosas aún más extrañas.J
JCientíficamente hablando, la ecuación es la siguiente:
Conocimiento _ poder_ energía- materia_ masa; una buena librería es, en realidad, un discreto agujero negro que sabe leer.

“Los tengo atrapados, pensó el Gran Maestro Supremo. Dioses, qué bien se me da esto. Puedo tocar sus cerebros como si fueran un xilófono. El poder de lo vulgar es increíble. ¿Quién habría pensado que la debilidad sería una energía mucho más poderosa que la fuerza? Pero hay que saber canalizarla. Y yo sé.” 

9 de julio de 2017

Pequeños Milagros

El gran Will Eisner (1917- 2005), padre de la novela gráfica, es el autor de Pequeños Milagros, un recopilatorio de historias en las que suceden, como su propio nombre indica, pequeños milagros. Los hechos acontecen en la Avenida Dropsie, el barrio judío de Nueva York, que por cierto es también el nombre de otra novela gráfica suya y cuentan historias sobre un vagabundo que estafa a su familia,  la aparición de un niño salvaje salido de la nada o el matrimonio concertado entre una sordomuda y un tullido.
La verdad es que todo lo que toca Will Eisner lo convierte en oro, ya te puede contar una historia horrible que él hará que te encante con esa maestría que tiene para dibujar y contar las cosas. Sin duda, se tiene merecido estar en lo más alto del cómic, ya sea por su labor divulgadora como por ser el creador de personajes tan conocidos como The Spirit (cómic llevado al cine en el 2008 por Frank Miller con muy poca fortuna).
Eisner inventó el género de la novela gráfica en 1978 con Contrato con Dios, un formato que se ha convertido en un emblema, con obras como la ya citada Avenida Dropsie, El soñador o El último día en Vietnam. También es muy importante señalar su contribución al campo teórico sobre la composición del cómic con obras como La narración gráfica y El cómic y el arte secuencial. Por todo ello y mucho más, es normal que los premios más prestigiosos del mundo del cómic lleven su nombre y se celebran en la ComicCon de San Diego.
Para saber un poco más sobre este interesante autor, os recomiendo leer el artículo de rtve, muy interesante.

"Es difícil defender la existencia de los milagros, creas en ellos o no. Yo creo en ellos." Will Eisner

Introducción de la obra:

Pequeños Milagros. Érase una vez, hace mucho, mucho tiempo, cuando los tíos eran heróicos, los primos listos y los milagros se sucedían en cada barrio.

"... Prefiero las pequeñas e invisibles fuerzas del amor humano que funcionan de individuo a individuo, las que trepan por las ranuras del mundo como si fueran raicillas o el rezumar del agua por capilaridad; esas que con el tiempo socavan los monumentos más duros del orgullo humano." William James



8 de julio de 2017

39 semanas

39 semanas es lo que dura un embarazo. Y 18 días son los días que faltan para que Norita salga al mundo.... ¡Qué fuerte, qué fuerte! Estoy que me cago viva entre la alegría y la expectación, casi ná.
Así que ayer me compré un cómic sobre el tema, 39 semanas y mis experiencias como madre novata, de la ilustradora Esther Gili. Los dibujos son súper cucos, el lenguaje de lo más coloquial y cercano y la materia, divertida e instructiva por partes iguales. Ha sido una muy buena compra. Me siento muy identificada con la autora, y se agradecen todos los consejos, aunque claro, luego cada caso es único, pero sí que es verdad que hay como una corriente dominante de lo que se debería hacer (ese vasto mundo llamado maternidad, crianza y educación...).
El cómic está súper completo, tiene varias secciones donde habla del embarazo, la ropa y los cachivaches, la lactancia o el neceser (o bolso de Mary Poppins).
Es una lectura muy recomendada para todos los padres primerizos, para relajarnos un poco ante un acontecimiento tan importante como es la llegada de un hijo al mundo. Si los demás pueden, yo también. Nadie nace aprendido, ni los bebés vienen con un libro de instrucciones, así que nos tocará vivir experiencias de todo tipo e ir aprendiendo de los errores.
La autora tiene una página web del libro muy interesante, y luego por otra parte, tiene un blog donde muestra sus trabajos y da talleres. A mí particularmente, me gusta mucho y os animo a que visitéis sus páginas.
Alomejor me animo yo también y hago una especie de anotaciones informales en el blog sobre cómo ser madre primeriza y no morir en el intento o algo por el estilo (siempre con mi estilo personal-monguer). Espero de verdad no morir en el intento, así que ¡deseadme suerte!.



25 de junio de 2017

Cuentos tradicionales de Japón

Hace poco, con motivo de mi cumpleaños unos buenos amigos me regalaron este libro recopilatorio de Cuentos tradicionales japoneses, ya que saben de mi gran afición a todo lo asiático.
El libro está súper bien editado por la editorial Satori y encima se acompaña de ilustraciones de cada cuento, todo al estilo japonés claro está. El autor de realizar tan árdua tarea es Richard Gordon Smith (1858- 1918), un naturalista inglés que recorrió el Lejano Oriente recopilando y catalogando muestras de animales y plantas para enviar al Museo Británico, al tiempo que escribía una serie de diarios sobre sus impresiones y observaciones de sus exóticos viajes.
Cuentos tradicionales de Japón se publica en 1908 y diez años más tarde, tras su muerte, el gobierno japonés le concedió la Orden del Sol Naciente de Cuarto Grado por su labor como divulgador de la cultura japonesa.
En este libro nos encontramos con 52 cuentos, los cuales  fueron contados al autor por parte de pescadores, gentes humildes así como  amigos íntimos de cierta cultura. En ellos nos encontramos con toda la esencia de Japón, es decir, elementos tales como el famoso código del bushido (propio de los samuráis), la fiel lealtad que sentían los vasallos hacia sus daimios o señores feudales, los verdaderos y puros amores imposibles acabados en suicidios, los espíritus que personas ya fallecidas que no encuentran descanso perturbando la vida de los vivos, espíritus de árboles (generalmente son sauces o cerezos), o viejos ermitaños con poderes curativos.
A mí particularmente, los cuentos que más me gustan son aquellos en los que aparecen el espíritu de un gran árbol sagrado, generalmente en forma de mujer, y dichos árboles son cuidados con meticulosidad por gentes de buen corazón frente algún señor de cierta posición que quiere comprar o talar dicho árbol.
Otro cuento que me gustó mucho, es aquél en que un señor casi derrotado en una batalla, ve a una abeja que no puede escapar de una tela de araña. Dicho señor se apiada de la abeja porque se siente identificado con ella y la libera. Para su sorpresa, una noche la abeja se le presenta en un misterioso sueño y le dice que le ayudará a ganar la batalla si hace exactamente lo que le indicará. Así pues, el señor cumplirá fielmente las instrucciones dadas por la abeja, reclutará a todos los soldados que pueda y hará una muralla con vasijas de miel, de donde saldrán en su momento millones de abejas que le ayudarán a atacar a su enemigo. De esta forma, este señor ganó una batalla que de antemano estaba perdida, pero la piedad que tuvo con la abeja fue recompensada con creces. Este cuento con elementos budistas es de los que más me gustó, ya que nos enseña que cualquier ser vivo merece nuestra ayuda y respeto, por muy minúsculo que sea.
Para todos los amantes de la cultura japonesa, les recomiendo la lectura de estos cuentos que encima son muy cortitos y fáciles de leer.

Nostalgia musical y leyendas

Esta noche de sábado me encuentro musicalmente nostálgica (algo que me pasa muy a menudo), así que decido hacer una búsqueda de esos grupos que escuchaba yo en una de mis muchas etapas de juventud. A medida que voy de grupo en grupo, me acuerdo de The Cure (mítico donde los haya), pasando por Sisters of mercy y acabando en Dead can dance, en concreto con Lisa Gerrard. Hay una canción que me gustaba especialmente que se llama The human game  (de Lisa Gerrard con Pieter Bourke) y encima tiene buen videoclip, así que mejor que mejor.



Y después hay otra canción que también me gusta muchisísimo, de esas que te dan subidón subidón (aunque nada tiene que ver con mi pasado musical sino más bien con el medio pasado-presente), que es del grupo francés Vitalic y la canción se llama Poison Lips. El vídeo de abajo, es de un extracto de la película La leyenda de Kaspar Hauser (con Vincent Gallo), leyenda que por cierto está inspirada en hechos reales. Resulta que Kaspar Hauser fue un adolescente alemán (1812?- 1833) que fue encontrado en Baviera en condiciones de lo más extrañas porque su carácter era más parecido al de un salvaje que al de un niño normal. No se sabe de donde salió, se especuló mucho sobre su procedencia, llegando a apuntar la posibilidad de que fuera descendiente de una casa real ( la familia gobernante en Baden) o incluso del propio Napoleón. Pero ahí no acaba todo, si su procedencia es un misterio su muerte también lo es. Enigma que se alarga hasta el presente y por lo que se ve, no tiene ninguna intención de resolverse. Este suceso ha inspirado muchos estudios de aprendizaje infantil ( se dice del síndrome Kaspar Hauser cuando un niño crece durante mucho tiempo sin afecto paternal), así como en la etología (experimentos donde animales jóvenes son criados sin poder aprender de animales adultos para así diferenciar entre comportamiento aprendido e instintivo), adaptaciones en la literatura y el cine.