14 de agosto de 2018

El campo del alfarero

El campo del alfarero (1989) es una de las 20 historias (la 17) que escribió Ellis Peters con Fray Cadfael, el monje detective, en Las crónicas de Cadfael.. Ellis Peters, que en realidad se llamaba Edith Pargeter (1913 - 1995) es famosa por esta serie de misterio protagonizada por un monje benedictino con conocimientos en medicina y  en la época de la edad media, en la Inglaterra profunda. La verdad es que sus novelas están muy bien ambientadas, el lector puede imaginar todos los escenarios de los protagonistas metiéndose de lleno en la dura vida medieval.
Ellis Peters también escribió muchos libros de contexto histórico y tradució a los clásicos checos, aunque su fama le llegó de la mano de Fray Cadfael.
El personaje de Fray Cadfael está muy bien construido, llega a empatizar con el lector desde el principio, es uno de los monjes que más salen de la abadía de San Pedro y San Pablo y tiene un trato cercano con el gobernador, Hugo Berengario. Además de sus conocimientos en medicina y botánica. tiene la habilidad de leer entre líneas, una de las cualidades más habituales en los detectives de misterios.
La historia de El campo del alfarero nos sitúa en el año 1.143. Dicho campo ha sido cambiado mediante una permuta y ahora pertenece a la abadía de San Pedro y San Pablo. Cuando comienzan a arar el campo para sacarle provecho, ya que se encuentra abandona completamente, aparece enterrado el cadaver de una mujer que no lleva ninguna pertenencia para poder identificarla, sólo conserva una melena negra. A partir de este momento empezarán a preguntarse ¿Quién es esta mujer, es acaso, la mujer del alfarero, quién por cierto, un año antes dejó a su esposa para seguir el camino de Dios? La trama da giros argumentales, cuando crees que va en una dirección, aparece otro hilo distinto. Fray Cadfael tendrá que hacer uso de sus dotes para resolver este misterio y poder dar nombre y santa sepultura a esta desgraciada mujer.
Se ha hecho una serie de televisión (y películas) con Derek Jacobi como Fray Cadfael, quién por cierto lo hace realmente bien. Abajo dejo la película, la cual resume mucho la historia, eliminando personajes y situaciones, pero bueno, es normal si se tiene en cuenta que sólo dura una hora y cuarto.
Para aquellos amantes de las novelas de misterio y lectura amena, recomiendo esta serie.

·  Cadfael pensó en el hombre que tantos años había trabajado allí, defendiendo la inocencia de la tierra en la que había trabajado y de la solía sacar su arcilla. Sincero, amable, buen trabajador y honrado ciudadano, así le hubieran descrito cuantos le conocían. Pero, ¿hasta qué extremo puede un hombre conocer a su semejante? Muchos sustentaban ahora opiniones muy distintas respecto a Rualdo, antiguo alfarero y ahora monje benedictino de Shrewsbury. No habían tardado demasiado en cambiar de parecer.

Fray Cadfael: Yo creo que la verdad, como el brote de un bulbo bajo la tierra, por muy hondo que se haya enterrado, saldrá a la luz




9 de agosto de 2018

Metro 2035

Y ya por fin aquí tenemos la tercera parte de la trilogía Metro. En Metro 2035 volvemos a sumergirnos en ese mundo opresivo y claustrofóbico, lleno de miedos, violencia y penurias. Para quien no sepa de qué trata esta trilogía, decir que en un futuro no muy lejano se sucede una devastadora guerra nuclear, que mata o muta todo lo que queda en la superficie de la tierra. Los pocos humanos que sobrevivieron se ocultaron en el metro de Moscú, haciendo de cada estación una ciudad-estado, creando un mundo subterráneo parecido al de la superficie pero...peor. Total, que tenemos unos seres que han mutado y que viven en la superficie, la vida dentro del metro es un sálvese quién pueda y parece no haber esperanza para la raza humana.
A mí personalmente el argumento me gustó mucho, tiene mucha chicha. De los tres libros me quedo con el primero. Al segundo le doy un suficiente y el tercer libro, se salva, aunque en alguna ocasión se me ha hecho pesado de leer.
Además del argumento principal, el personaje de Artyom es el mejor. Es un personaje que vemos cómo evoluciona (sólo aparece en el primer libro y en el tercero) y que lucha hasta el final. Ojalá todos tuviéramos esa determinación para alcanzar nuestras propias metas, sí señor. En esta tercera parte, Artyom buscará respuestas y sobre todo, una alternativa a la precaria vida del metro, una vida en la superficie. Pero claro, el camino no será de color de rosas y el pobre Artyom tendrá que jugar sus cartas para seguir vivo.
Esta trilogía ha dado lugar a más de 80 libros relacionados con la saga pero que no están escritas por su autor, el ruso Dmitry Glukhovsky.
Recomiendo esta lectura a aquellos aficionados  al género de la ciencia ficción o temas apocalípticos.

"El amor es un extraño combustible"

31 de julio de 2018

El misterio de las siete esferas

Y aquí tenemos otra novela de la prolífica escritora, Ágatha Christie (1890 - 1976), El misterio de las siete esferas publicada en 1929. El argumento de esta novela es un tanto enrevesado, en comparación con otras novelas de Christie. Como suele suceder, nos encontramos en una mansión llamada Chimneys, donde después de una partida de cartas hay un asesinato. El fallecido es un joven bien posicionado, alegre y muy buena salud. Una peculiaridad del fallecido era el despertarse tarde o dormir muy profundamente. Sus amigos, deciden gastarle una broma comprando ocho despertadores, en el que cada uno sonará en una hora distinta. Esa noche, cada despertador suena a la hora programada, pero el joven Wade no se levanta. Vamos, que el pobre no se levantará ni hoy ni nunca por que aparece muerto. En esta novela la protagonista es Bundle, una chica bien muy enérgica y con ganas de aventuras. Bundle intentará resolver este crimen junto con otros personajes secundarios. Además de un crimen, habrá más muertes y una organización secreta. Tiene un aire a la atmósfera de espías donde el robo de documentos secretos, el arte de las apariencias y  los clubs clandestinos están a la orden del día.
En general esta novela está bien, pasable, pero no es la que más me ha gustado. El argumento es muy rocambolesco y no consiguió captar mi interés tanto como las otras historias. Eso sí, la sorpresa final está asegurada.
En 1981 se hizo una película sobre la película. Habrá que verla.

Bundle: “A las doce. Bien. Aquí me encontrará, si todavía estoy viva”
Lord Caterham: ¿Tienes algún motivo para suponer que puedes no estarlo?
Bundle: Uno nunca sabe. Es la tensión de la vida moderna, como dicen los periódicos.

Míster O´Rourke: ¡Gracias a Dios que soy un hombre educado que no sabe nada de nada!

2 de julio de 2018

Crónicas Marcianas

Crónicas Marcianas (1950) es un conjunto de relatos que muestran la colonización del hombre en Marte. Una obra maestra y pilar fundamental de la ciencia ficción. Ray Bradbury(1920 - 2020) es uno de esos autores que sí o sí hay que leer en la vida. Otra novela suya, Fahrenheit 451 (1953) habla sobre una sociedad futura donde la palabra escrita está totalmente prohibida, por lo que la quema de libros y la censura son hechos que van de la mano.
Volviendo a Crónicas Marcianas, decir que es una obra profunda, filosófica, con un estilo narrativo muy singular y sobre todo, muy original. Bradbury reflejó en esta serie de relatos los temores de la sociedad estadounidense de la época, como lo son el miedo a la guerra, el racismo, la exclusión de la tercera edad, la soledad o la irrefrenable necesidad del ser humano de destruir y adaptar otros contextos. Mención especial haré sobre un relato en concreto, Usher II (Abril del 2005), donde un crítico de literatura llamado William Stendahl, se exilia a Marte y recrea a la perfección la Casa Usher de la novela de Edgar Allan Poe La caída de la Casa Usher (1839). En este caso, los censores son inspectores de climas morales, y le comunican que la casa se tiene que derribar. Pero nuestro amigo Stendhal tiene un as bajo su manga que dejará al lector boquiabierto. Un relato a la altura de los maestros del terror. Hay una fiesta, invitados, dobles robóticos, muertes y sí, un hundimiento en el lago, igual que en original. Un claro homenaje a Poe, con la censura y quema de libros que tratará posteriormente y en mayor profundidad,  en Fahrenheir 451.

  Abril del 2000. La tercera expedición.:  “No puedo más, de veras – murmuró -. Estoy entumecido y cansado. Hoy han ocurrido demasiadas coasas. Me siento como si hubiera pasado cuarenta y ocho horas bajo una lluvia torrencial, sin paraguas ni impermeable. Estoy empapado hasta los huesos de emoción.” 

Junio 2001:
- No entiendo.
 - Los marcianos descubrieron el secreto de la vida entre los animales. El animal no discute la vida, la vive. No tiene otra razón de vivir que la vida. Ama la vida y disfruta la vida.

Agosto 2002: "Esa  noche había en el aire un olor a tiempo."

29 de mayo de 2018

El único problema

El único problema (1984) es otra novela de mi queridísima Muriel Spark (1918 - 2006). Es un libro que me ha gustado mucho pero que a la vez, lo he encontrado diferente a los demás. Quizás, es el más surrealista y profundo de todos ellos. Surrealista por el tema y las relaciones que van surgiendo entre los distintos personajes y profunda por las meditaciones del personaje principal sobre el Libro de Job. Así pues, podemos decir que a grandes rasgos, El único problema trata sobre el análisis/tesis que Harvey, un millonario canadiense afincado en la zona rural francesa de Los Volgos. A Harvey le acompañan otros personajes secundarios pero que a la vez tienen un papel importante en la trama. Su exmujer, ausente pero elemento clave de la trama, su cuñada Ruth, el marido de ésta, Edward y un chico joven licenciado reconvertido a mantenido y amo de casa.

El libro de Job
puede considerarse el telón de fondo de esta novela, donde Harvey investigará sobre el sufrimiento de Job. Los distintos personajes están muy bien construidos y la historia te mantiene en vilo hasta el final. Un hecho es cierto, el lector nunca sabe como acabará la historia que está leyendo. En definitiva, una novela sparkiana pero que se aleja de las anteriores en cuanto a  la atmósfera, más inquietante y densa ( reflexiones morales-filosóficas) en determinadas partes. 

¿Qué haces los fines de semana?
-Joder – contestó Stewart.
- ¿Qué quieres decir, que joder con la pregunta o que el sábado y el domingo son tus días de jodienda?
- Las dos cosas.- ¿No vas nunca al cine o a un concierto los domingos? ¿No vas a misa?
- A veces asisto a algún concierto. A menudo salgo de excursión los fines de semana. Hago lo que el común de las gentes.
- Pues aquí estás malgastando el tiempo- dijo Harvey.

“Una de las cosas que nos enseña el libro de Job- dijo Harvey- es la inutilidad de la amistad en los momentos difíciles. Tal vez esa no sea una reflexión sobre los amigos, sino sobre la amistad. Los amigos traen buenas intenciones, o al menos obran como si así fuera. Pero la amistad está hecha para compartir la dicha, no la pena.”

“Es el único problema. El problema del sufrimiento es el único problema. Todo se reduce a eso.”