17 de octubre de 2017

La mano izquierda de la oscuridad

La mano izquierda de la oscuridad (escrita en 1969) es una novela de ciencia ficción escrita por Úrsula K. Le Guin (1929), una de las autoras de este género más reconocidas. Esta obra recibió el premio Nébula en 1969 y el premio Hugo en 1970. Le Guin fue la primera mujer galardonada con el título de Gran Maestra por la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos. Se considera a sí misma feminista y taoísta y en sus novelas aparecen frecuentemente ideas sobre el anarquismo.
Esta novela me ha marcado bastante, su historia es única así como el mundo que describe y  las ideas que transmite hace que reflexiones mucho sobre nuestra sociedad actual. Cuando acabé de leer el libro me quedé triste, la verdad, pero no triste por haber acabado el libro sino por cómo es todo el libro, te deja un sabor agridulce. Las ideas más importantes de las que habla el libro son el género y la sexualidad, y cómo ello puede repercutir en la ausencia de nacionalismo, racismo y sexismo. Es en realidad, un libro filosófico pero en una historia de mundos.
Intentaré ser concisa en el resumen del argumento: Genly Ai es un enviado del Ecumen, la Federación Galáctica de mundos, para incorporar al remoto y frío mundo de Gueden (también llamado Invierno) a dicha sociedad, con el fin de intercambiar conocimientos y ampliar la unión intergaláctica. Genly Ai no lo tendrá fácil en este planeta tan singular donde las temperaturas extremas bajo cero, las tormentas y la nieve son el día a día. Pero lo que hace tan peculiar a este mundo, es que sus habitantes son andróginos, biológicamente humanos bisexuales y durante tres semanas son neutros pero en la cuarta semana entran en kémmer, es decir, el apogeo sexual, y pueden convertirse en hombres o en mujeres según las feromonas que desprenda su compañero sexual. Por tanto, los hombres pueden concebir, y al ser cada persona hombre y mujer a la vez, no hay dualidad ninguna ni dominación sexual. De aquí parte la idea principal de la autora: al ser una sociedad neutral donde todos son hombre-mujer, no habría espacio para la guerra, el nacionalismo es algo que no es necesario.
Volviendo a la historia del libro, Genly Ai conocerá a Estraven, que es el primer ministro de Karhidi y le pide que le conceda una audiencia con el rey. Pero por cosas de la vida y de política, a Estraven lo exilian del país y Genly Ai se verá forzado amablemente a abandonar las tierras de Karhidi. Fiel a su misión,  decide visitar el país vecino, Orgoryen para convencerlos de abrir sus puertas al Ecumen. Si Karhidi le dio la espalda, lo intentaría en Orgoryen, pero aquí, tampoco nada es lo que parece y acaba en una granja de voluntarios, o lo que es lo mismo, un campo de trabajo para reclusos. Estraven, el antiguo primer ministro ayudará a Ai a salir de esta granja para emprender un larguísimo y peligrosísimo viaje a través de las montañas y temporales de Gueden (esta parte de la travesía se me hizo un poco larga la verdad).
Estraven es un personaje que me gustó mucho, al igual que Ai.
Es una novela que puede ser un poco complicada al principio, pero como suele pasar, llega un momento en que todo encaja.
Este es un libro que deja huella, hace que pienses en lo tontos y complicados que somos los humanos.

·        Ai - Los ecúmenos esperan a que abra usted la puerta, señor. No le exigirán nada. Me enviaron solo y estaré aquí siempre solo para que usted no me tenga miedo.
Rey Argaven: - ¿Para que no le tenga miedo?. Pero le tengo miedo, Enviado, tengo miedo de quienes lo enviaron aquí. Tengo miedo de los mentirosos, de los tramposos, y sobre todo le tengo miedo a la amarga verdad. Y de este modo gobierno bien a mi pueblo. Pues sólo el miedo gobierna a los hombres. Ninguna otra cosa resulta. Ninguna otra cosa dura bastante. Usted es quien dice qué es, y sin embargo usted es un chiste, una broma. No hay nada entre los astros sino vacío y terror y oscuridad, y usted viene solo de ahí tratando de no asustarme. Pero yo ya estoy asustado, y soy el rey. ¡el miedo es rey! De modo que recoja usted esas trampas y triquiñuelas, y váyase. No hay más que decir.

Ai a Estraven sobre Orgoreyn, el país vecino de karhidi:
-     Usted odia a Orgoreyn, ¿no es así?
-  Pocos orgotas saben cocinar. ¿Si odio a Orgoreyn? No, ¿por qué he de odiarlo? ¿Cómo odia uno a su país, o lo ama? Tibe (un enemigo) habla de eso; yo no soy capaz. Conozco gente, conozco ciudades, granjas, montañas y ríos y piedras, conozco cómo se pone el sol en otoño del lado de un cierto campo arado en las colinas; pero ¿qué sentido tiene encerrar todo en una frontera, darle un nombre y dejar de amarlo donde el nombre cambia?¿Qué es el amor al propio país?¿El odio a lo que no es el propio país? Nada bueno.¿Sólo amor propio? Bien, pero no es posible hacer de eso una virtud, o una profesión…Mientras tenga amor a la vida amaré también las colinas del dominio de Estre (su región), pero este amor no tiene fronteras de odio. Y más allá, soy ignorante, espero.


¿Hay algo más arrogante que la sinceridad?

13 de octubre de 2017

Todos deberíamos ser feministas

Hace poco me regalaron un librito muy especial titulado Cómo educar en el feminismo, un libro con ideas muy interesantes, sobretodo si has tenido una hija y quieres darle una buena educación. Su autora es Chimamanda Ngozi Adiche, una escritora nigeriana muy destacada dentro feminismo actual. Su célebre manifiesto Todos deberíamos ser feministas fue declarado lectura obligatoria en Suecia y afortunadamente podemos verlo en TED.

"En lugar de enseñarle a tu hija a agradar, enséñale a ser sincera. Y amable. Y valiente. Anímala a decir lo que piensa, a decir lo que opina en realidad, a decir la verdad. Dile que, si algo la incomoda, se queje, grite."




7 de octubre de 2017

Memento Mori (Recuerde que debe morir)

Memento Mori (1959) es una de las novelas más famosas de Muriel Spark (1918- 2006) junto con La plenitud de la señorita Brodie (1961). Ya me queda poco por decir de Muriel Spark o de su estilo irónico, incisivo pero fluido y misterioso a más no poder.
En esta ocasión, nos situamos en Londres a finales de la década de los 50. Los protagonistas son un grupo de ancianos que rondan los 80 y que se conocen desde hace más de 50 años. Un día, Dame Lettie, recibe una llamada anónima que le dice "recuerde que debe morir", llamada que se repetirá más veces y que se extenderá a sus conocidos y familiares. Para unos la voz de esa llamada es un hombre, para otros es una mujer, en cada caso la voz es distinta y la policía es incapaz de encontrar a los bromistas. El anónimo sólo les dice eso, "Recuerde que debe morir", frase perturbadora donde las halla, y causará emociones, conductas e incluso paranoias de lo más dispares entre los ancianos. A medida que se van desarrollando los acontecimientos, vemos que los ancianos también tienen sus secretos, y que la fachada de respetabilidad y honor que dan hacia los demás les pesa más que la verdad. Spark indaga en el tema de la vejez con gran realismo, hablando de sus achaques, de la muerte cada vez más presente, el papel de los ancianos en la sociedad o las residencias de mayores.
Como siempre, Spark se luce y todavía no he dado con un libro que me guste menos que el anterior, cada uno tiene "algo" que lo hace especial.

“Durante la noche la abuela Trotsky murió, como resultado de la ruptura de un pequeño vaso sanguíneo del cerebro, y su alma volvió a quien se la había otorgado.”

·        - El arte de la novelística es muy similar a la práctica del engaño.
-       --    Y en la vida real, ¿la práctica del engaño también es un arte?
-   -   En la vida real todo es distinto.

1 de octubre de 2017

BSO Noche sin fin

Acabo de ver la película Noche sin fin (1971), la cual es una adaptación de la novela de Agatha Christie (escrita en 1967) que lleva el mismo nombre. Es una película que nada tiene que ver con la mayoría de las historias de Christie, nada tiene de detectivesco, es todo lo contrario, una historia donde hay muertes sí, pero en un contexto onírico y de paranoia.
Lo más destacado de la película es la presencia de Haley Mills (nunca la olvidaré en Tú a Boston y yo a California) y la banda sonora. Esta entrada trata precisamente de eso, de la música de esta película, la cual corre a cargo de Bernard Herrman, famoso por hacer las bandas sonoras para Hitchcock, Orson Welles o Truffaut.
La canción principal de la banda sonora de la película, está basada en un poema de William Blake.

Cada noche y cada mañana,
Algunos nacen de la miseria,
Cada mañana y cada noche,
Algunos nacen para el dulce deleite,
Algunos nacen para el dulce deleite.
Algunos nacen para una noche eterna.

27 de septiembre de 2017

Ubik

En 1969, el escritor norteamericano Philip K. Dick (1928- 1982) escribió Ubik, una de las novelas más locas y perturbadoras de la ciencia ficción. Este autor es toda una referencia en el género de la ciencia-ficción, es un imprescindible. Su novela más famosa es El hombre en el castillo (1962), que le valió su único Premio Hugo en 1963. Tiene en su haber 36 novelas y 121 relatos cortos, donde muchos de ellos fueron publicados en las revistas pulp de la época. Dick vivió casi en la pobreza durante su vida y empezó a ser reconocido poco antes de su prematura muerte a los 52 años de un paro cardiaco. No pudo ver la afamada adaptación cinematográfica de Blade Runner, y mencionar también que fue un referente para las películas Matrix y Minority Report. Se intentó también en su momento llevar esta obra al cine pero sin suerte.
Los temas que toca Dick no son amables, juega con las diferentes realidades, la vida, la muerte, la vida después de la muerte, el consumismo/capitalismo, las drogas, la paranoia, la política o la sociología.
Ubik me ha gustado bastante, pero al principio estaba un poco perdida, cuando ya me hallaba a la mitad del libro empecé a situarme en la trama. Es una lectura surrealista, extraña, un mundo extravagante, con múltiples giros argumentales y un trasfondo muy profundo donde se divaga sobre la vida y la muerte. Ubik me ha resultado tan compleja que me ha hecho volver a releer determinados párrafos del final para atar todos los cabos, aunque es una de esas novelas donde existen varias teorías sobre el final (y es entoncescuando acabas el libro cuando te metes en internet a leer todas esas teorías y reseñas del libro para intentar obtener toda la información y matices posible y te das cuenta de que esta novela es digna de estudio sociológico).
Intentaré explicar el argumento de la novela de la forma más sencilla posible.
En Ubik el futuro es 1992, donde casi todos los electrodomésticos funcionan si se insertan monedas, sin ellas puede que ni la puerta de tu casa te deje salir de ella. En este futuro hay gente que tiene habilidades psi, los telépatas y los inerciales o antitelépatas, los cuales anulan el campo de los primeros. Otro dato importante, son los moratorios donde los semivivos se mantienen en friovainas, es decir, si cogemos a una persona justo antes de morir y se la lleva a estos sitios inmediatamente, podemos mantenerla en estado de semivida. Los vivos mantienen a estas personas en este estado antes de la muerte total y pueden comunicarse con ellas, aunque después de estos contactos la muerte total estará cada vez más cerca. El protagonista de nuestra historia es Glen Runciter, el cual tiene una empresa de inerciales (esos que pueden ser telépatas o antitelépatas) y una esposa llamada Ella en el moratorio de Zurich, en estado de semivida. Un día Runciter recibe un encargo para un súper trabajo, y éste sospecha que detrás de ese trabajo está su gran enemigo, Ray Hollis. Así que acepta el trabajo y se va con once de sus mejores trabajadores a la luna a realizar ese trabajo, pero allí les tienden una emboscada y se produce una explosión que acaba con la vida de Runciter. Joe Chip, su mejor empleado, decide llevarlo al mismo moratorio que su esposa, pero una vez allí les dicen que Runciter está ya más muerto que muerto, que no hay ondas cerebrales para mantenerlo en semivida.
Es entonces cuando empiezan a suceder sucesos extraños, los empleados se encuentran viejos, la leche está rancia, los cigarrillos se desvaneces y parece que viajan hacia el pasado. En toda esta vorágine de confusión, Joe Chip empieza a hacer investigaciones sobre lo que está sucediendo, mientras reciben misteriosos mensajes de su feje que como he dicho antes, está muerto. " Yo estoy vivo y vosotros muertos" ¿O quizá no?
En esa realidad con viajes al pasado, los empleados de Runciter empiezan a caer (morir) poco a poco, y parece que la única solución para salvarse es Ubik, un spray que usado según las instrucciones es totalmente inofensivo. ¿Pero qué es Ubik? Hay una explicación predominante donde equiparan el Ubik a Dios, a la fe, no importa el formato, lo que importa es la fe.

"Yo soy Ubik. Antes de que el universo existiera, yo existía. Yo hice los soles y los mundos. Yo creé las vidas y los espacios en los que habitan. Yo las cambio de lugar a mi antojo. Van donde yo dispongo y hacen lo que les ordeno. Yo soy el verbo, y mi nombre no puede ser pronunciado. Es el nombre que nadie conoce. Me llaman Ubik, pero Ubik no es mi nombre. Soy. Seré siempre."

Quería mencionar también al personaje de Pat Conley, una chica que tiene la capacidad de volver al pasado y cambiarlo, produciendo una alteración en el tiempo, casi nada. Esta chica entrará a formar parte del equipo de Runciter y es un personaje de lo más misterioso.

Esta novela despierta elogios y críticas por partes iguales, lo que está claro es que es única en su especie y sobretodo, da que pensar (y mucho).

Joe Chip: "El metabolismo es un proceso de combustión, un horno en actividad, reflexionó. Cuando deja de funcionar, se acaba la vida. La gente yerra por completo cuando se imagina el infierno: el infierno es un lugar frío; todo lo que hay en él es frío. El cuerpo significa peso y calor; ahora, el peso es para mí una fuerza a la que sucumbo, y el calor es algo que me abandona. Y que, a menos que yo renazca, no volverá nunca a mí. Éste es el destino de todo universo, así que por lo menos no estaré solo."
Pero se sentía solo.