15 de octubre de 2018

La Momia

La Momia (1989) es una novela de la escritora estadounidense, Anne Rice (1941), mundialmente conocida por  sus Crónicas Vampíricas (Entrevista con el vampiro, Lestat el vampiro, La reina de los concdenados y El ladrón de cuerpos). Quién no ha visto la película de Entrevista con el vampiro, con los oscuros y guapos Tom Cruise y Brad Pitt.
Es la primera vez que leo a esta autora y la verdad es que ha sido todo un descubrimiento para mí. Desde la primera página, la trama y su particular prosa me han enganchado al instante. Creo que uno de los puntos fuerte de Rice es la forma de incluir el pensamiento de los protagonistas en una prosa muy rápida, de modo que al lector no le da tiempo de aburrirse y al mismo tiempo, empatiza con personajes bien construidos.
El protagonista indiscutible de la novela es el faraón Ramses ( siempre será Yul Brynner en la película "Los diez mandamientos"), el cual ha bebido el elixir de la vida convirtiéndose en inmortal. Conforme van pasando los años, Ramsés se crea una leyenda que cuenta que Ramsés el Maldito, como el se hace llamar, puede ser desperatdo de su sueño para aconsejar a los reyes y reinas de Egipto. Una joven reina de catorce años llamada Cleopatra le despierta para pedir consejo. Con el paso de los años se enamorarán, pero cuando Marco Aurelio se moría y Cleopatra le rogó a Ramsés que le diera al moribundo el elixir de la vida, Ramsés se negó. Posteriormente, como todos sabemos, Cleopatra se suicidó con la mordida de una serpiente. Ramsés decide volver a su sueño eterno, ya que comprende que el elixir es peligroso y que si cae en malas manos puede significar la destrucción de todo lo posible y por haber. Pues bien, ya en 1914, un famoso y culto egiptólogo descubre el sarcófago de Ramsés. Al principio de la novela habrá una muerte, pero no será la última. El sarcófago de Ramsés viajará hasta Londres, donde volverá la vida y se contemplará el paso de los siglos. Ahora se encuentra en medio de "los tiempos modernos" y las cosas ya no funcionan como antes. Ramsés conocerá a Julie, la hija del egiptólogo, embarcándose ambos en un tórrido y complicado romance. Es una historia donde pasan muchísimas cosas, una de ellas, el romance entre Ramsés y Julie es hasta algo erótico. Además, Cleopatra volverá a ser un personaje decisivo en la intrincada pero interesantísima trama. Es una novela que recomendaré a todo el mundo.

"Bebe el elixir y ven conmigo para siempre"

8 de septiembre de 2018

Casa de muñecas

Casa de muñecas (1879) es considerada la primera obra de Henrik Ibsen (1828 - 1906) en conseguir un gran reconocimiento. Ibsen fue un dramaturgo noruego, creador de un teatro realista donde los problemas sociales y psicológicos tenían un papel destacado. A la gente de la época le gustaba Ibsen por que se reconocía en los personajes de sus obras. Y por eso, Casa de muñecas es una obra que a pesar de haber pasado más de 100 años desde su estreno, trata un tema de rabiosa actualidad. La individualidad y emancipación de la mujer. Es la segunda vez que leo esta historia y la verdad que cada vez me gusta más.
Nos encontramos en un hogar acomodado, con un feliz matrimonio, sus tres pequeños hijos, una niñera, la criada, un amigo de la familia (el adinerado y enfermo Doctor Rank) y todo lo que parece un alegre y feliz hogar. La protagonista indiscutible es Nora, la madre y esposa de Torvaldo, el hombre de la casa a quien acaban de ascender haciendole director de un banco, ni más ni menos. Resulta que Nora tiene un  gran secreto y el señor Krogstad, un hombre sin escrúpulos (que recuerda mucho al Señor Scrooge) que será despedido por Torvaldo, le chantajea con revelar su secreto a su marido. Y claro, Nora está un sin vivir. Menos mal que le cuenta su secreto a su amiga de la infancia la Señora Linde, la cual jugará un decisivo papel al final de la historia. Pues bien, resulta que Torvaldo se entera del secreto y monta en cólera, maldiciendo a Nora como poco. Pero en un momento la situación cambia, cambiando también la posición de Torvaldo que ahora perdona a Nora. Pero ahora es Nora la que tiene un importantísima revelación. Se acaba de dar cuenta de que su vida no tiene sentido, que no conoce a su marido, que no le han dado la oportunidad de desarrollarse como persona, que no la toman en serio... Así que sin pensárselo ni un minuto, se va, rápido, dando explicaciones contundentes sin ningún tipo de culpa o remordimiento. Se va libre y feliz en busca de su verdadero yo, en busca de su verdadera vida.
Como se puede apreciar, es un argumento al que se le ha calificado de feminista, aunque el propio Ibsen siempre dijo que no lo era. La obra en su época como era de prever, generó mucha controversia por que criticaba las rígidas reglas matrimoniales del siglo XIX. Por eso, es una obra que no pasa de moda.
Perdonen a los lectores que no leyeron la obra por el spoiler :(

Helmer: Ante todo, eres esposa y madre.
Nora: No creo ya en eso. Creo que, ante todo, soy un ser humano, igual que tú…, o, cuando menos, debo intentar serlo. Sé que la mayoría de los hombres te dará la razón, Torvaldo, y que están impresas en los libros ideas tales. Pero ya no puedo parame a pensar en lo que dicen los hombres ni en lo que se imprime en los libros. Es menester que por mí misma opine sobre el particular, y que procure darme cuenta de todo.  





Munch, una biografía.

Y aquí tenemos una novela gráfica que nos acerca a la vida que llevó el famoso pintor noruego (esta entrada va de personajes ilustres noruegos), Eduard Munch (1863- 1944). Todo el mundo conoce a Munch, o por lo menos su obra "El grito", una obra que podemos ver hasta en la sopa de los merchandising al igual que ocurre con "El beso" de Klimt. A mí me da hasta un poco de rabia que a estos dos grandes pintores, la mayoría de la gente sólo los conozca por estas obras, cuando en realidad tienen una vastísima colección de pinturas de lo más interesantes. En fin, hecha ya esta pequeña reflexión vuelvo a la novela gráfica, realizada por la autora italiana Giorgia Marras, donde podemos ver al pintor desde su adolescencia hasta su edad madura. Marras se ha documentado estupendamente y a través de el diario personal del pintor, descubriremos lo que sufrió con su primer amor, un amor imposible por tratarse de una mujer casada, la tuberculosis que se llevó a su madre, la muerte de su hermana mayor Sophie, las angustias que le aquejaban o los círculos intelectuales y bohemios de las principales ciudades Europeas  de los que era asiduo. En la novela gráfica podemos ver a distintos personajes de la época (Ibsen incluido), el rechazo inicial de los círculos conservadores a su obra, la rígida relación con su padre o sus amores frustrados.
Es una novela gráfica que me ha gustado mucho, sobretodo porque me ha acercado de una forma amena,  a este pintor que consiguió, a pesar de todos los obstáculos iniciales, crear un estilo propio e inconfundible.

“Mi arte es una autoconfesión. A través de él, trato de arrojar luz sobre mi relación con el mundo. También podría llamarse egoísmo. En cualquier caso, siempre he creído y sentido que mi arte podría ayudar a los demás a arrojar luz sobre su propia búsqueda de la verdad.” 


1 de septiembre de 2018

CATS ARE PARADOXES

Este libro es una recopilación de 80 ilustraciones con los gatos como protagonistas. Bueno, los gatos y los diferentes espacios donde están. Pablo Amargo es un ilustrador asturiano con gran proyección internacional, que ha ganado con CATS ARE PARADOXES el Gold Medal de la Society of Illustradors (New York City, 2017). Si os gusta el mundo de la ilustración, no dejéis de visitar esta página y la del propio Amargo por que son interesantísimas. Soledad y surrealismo se funden en unas ilustraciones muy curiosas.
Su estilo en blanco y negro, sobrio pero con mucho mensaje, nos hace recordar en ocasiones a M.C Escher o Giorgio de Chirico. Parecen acertijos.
Me parece un artista muy original que merece la pena que conozcamos tod@s.



El libro se inicia con un bonito poema de Karmelo C. Iribaren.

LOS GATOS

Lentos
por las aceras,
inmóviles
en las repisas, aovillados
en los sofás.

nos miran,
nos observan,
nos escrutan.

Llevan
miles de años
haciéndolo.

Y siguen
marcando
las distancias.

30 de agosto de 2018

Días tranquilos en Clichy

Hace poco abrió en Oviedo una librera de segunda mano o de "low cost", que queda más moderno. Con la llegada de la crisis, las librerías  sufrieron muchas bajas en cuanto a ventas, y para solucionar esta triste situación, el ingenio crea Re-Read, una cadena de librerías de segunda mano que pone un montón de libros al servicio del lector a precios bajísimos. Un libro es un euro, tres son cinco euros y cinco libros, diez euros. Alomejor no encuentras las últimas novedades, pero siempre siempre se encuentran cosas interesantes.
Pues en la librería Re- Read, compré varios libros, y entre ellos, Días tranquilos en Clichy, de Henry Miller (1891 - 1980). Con tanto estudio que llevo encima, me apetecía leer algo ameno, fluido, o incluso erótico. Esta novela, es bastante corta y narra con estilo muy realista, la etapa parisina de Joey, un escritor americano afincado desde hace pocos años en París y Carl, su compañero de piso y de juergas, un tipo bastante excéntrico y vividor. Mencionar que Joey sería el álter ego de Henry Miller y Carl sería el también escritor de origen checoslovaco, Alfred Perlés. Ambos escritores compartieron piso durante los años 30, viviendo la etapa bohemia del  barrio de Montparnasse.
Pues eso es, Joey y Carl conocen a un montón de prostitutas y viven situaciones muy fantásticas. De hecho, a veces las situaciones son tan estrambóticas que hacen perder la credibilidad al relato. Los protagonistas son hombres que, aunque no son ricos ni , que viven la vida a tope, desenfrenádamente y siempre se encuentran con mujeres de todo tipo, dispuestas a involucrarse con ellos. Supongo que en la novela estén presentes  vivencias reales y otras inventadas. A pesar de todo esto, las mujeres tienen un papel decadente, débil, de compañia al sexo dominante.
La novela se publicó en 1956, una época donde los roles del hombre y de la mujer eran todavía duales, básicos y bien definidos, y claró está, la novela rezuma machismo por todos los lados. Antes eran otros tiempos, menos mal que ahora la situación es bastante diferente. Así que es una novela que hay que leer con humor, no seriamente. De todas formas, algo que Miller hace muy bien es reflejar el París de la época, un París en plena ebullición social y cultural.
Además de la novela corta Días tranquilos en Clichy ( de la cual se hizo una película en 1970), el libro incorpora otro relato llamado Mara- Marignan, también con un estilo parecido al anterior pero con más contenido. A mí me gustó más la segunda historia que la primera.

“Mira, soy una criatura absolutamente perezosa. No tengo paciencia para leer libros. Es demasiado para mi débil cerebro”

“Es extraño cómo algunas personas entran en la vida de uno, sólo por uno o dos momentos, y luego desaparecen, para siempre. Y aun así, no hay nada casual en tales encuentros.” 

28 de agosto de 2018

Sueños de Bunker Hill

Sueños de Bunker Hill (1982) es la última novela de una tetralogía escrita por John Fante, autor norteamericano de ascendencia italiana (1909 - 1983). El protagonista de esta serie semibiográfica es Arturo Bandini, su álter ego, y a través de esta novela (considerada por la crítica una de las mejores del escritor), el lector acompañará a Bandini en sus aventuras y desventuras. Bandini se instala en Bunker Hill, la colina que domina el centro de Los ángeles, donde trabaja como camarero mientras lleva una vida más bien precaria. Luego veremos como empezará a trabajar como guionista para un estudio de Hollywood, pero aunque parece el trabajo de su vida (cobra un pastón por no escribir nada), acabará yéndose para seguir su camino y convertirse en un reconocido escritor. Además de esta historia, Bandini conocerá a más personajes de lo más variopintos, e incluso vivirá un romance con su casera, una madurita más mayor que su madre.
Todo un descubrimiento este John Fante. Su estilo directo y fluido hace que la lectura sea devorada literalmente por el lector. Pertenece a ese gremio de escritores que retrataron la vida cotidiana  americana de los años 50. Es comparado por muchos con Charles Bukowski, quien fue el encargado de rescatar a Fante del olvido (de hecho, su obra fue reconocida después de su muerte), ya que exigió a su editorial que publicara la novela "Pregúntale al polvo".
Esta novela fue dictada por un Fante ciego a su esposa, ya en los últimos años de su vida.
Si te gusta Bukowski o Kerouac, o simplemente una lectura rápida y amena, te gustará Fante.

"Du Mont colgó el sombrero y el bastón en los ganchos de detrás de la puerta. Luego acercó una silla y se sentó a mi lado. Cogió el primer manuscrito, "Pasión al amanecer", de Jennifer Lovelace, y empezó a enseñarme el arte de la revisión literaria. Lo hizo brutalmente, porque la verdad era un trabajo brutal. Con un lápiz negro en la mano fue señalando, reduciendo, suprimiendo frases, párrafos, páginas enteras. El manuscrito sangraba abiertamente a causa de la mutilación. No tardé en cogerle el tranquillo y hacia el final de la jornada ya daba hachazos yo solo."