13 de enero de 2017

El nombre del viento

El nombre del viento es la última novela que me he leído y tengo que decir que me gustó mucho. Este libro llegó a mí por casualidad y aunque no sea el típico libro que suelo leer le di una oportunidad, y cosas de la vida, salió bien. Es una novela de aventuras, entretenida con una buena historia y un protagonista carismático. Patrick Rothfuss, el autor, consigue mantener la atención del lector en todo momento y eso es tarea árdua difícil. Tengo que decir que no me parece un clásico de la literatura fantástica, pero es muy original. El nombre del viento es la primera parte de una trilogía, y es un tocho considerable aunque como ya he dicho, de lectura amena. Rothfuss nos cuenta la vida de Kvothe, el protagonista indiscutible de la historia, contada por él mismo, la cuál está llena de aventuras, rumores, desdichas, historia de amor, magia y mitología en un contexto bastante trabajado (recrea muy bien un mundo con sus regiones y pueblos). El temor de un hombre sabio es la segunda parte y ya tengo ganas de leerla, cuando acabe mi lectura actual me sumergeré de lleno, de nuevo, en la intrépida vida de Kvothe. Estoy segura de que la adaptación cinematográfica no se hará esperar.


“Tomé una mala decisión, y todavía me arrepiento de ella. Los huesos rotos de las palizas se saldan. El arrepentimiento perdura para siempre.” 

"Las preguntas que no sabemos contestar son las que más nos enseñan. Nos enseñan a pensar. Si le das a alguien una respuesta, lo único que obtiene es cierta información. Pero si le das una pregunta, él buscará sus propias respuestas."

31 de diciembre de 2016

¡Feliz 2017!

Parece ser que ya se acaba este 2016, tan pronto como vino se fue. El tiempo vuela más rápido que el ave y eso da miedito, por eso, aprovechemos cada momento del presente. En estas fechas tan señaladas de  invierno, comidas abundantes, reuniones familiares, regalos por doquier, gripes y luces parpadeantes, vuelven siempre una serie de cosas, como por ejemplo, la reposición de Top Secret con un jovencísimo Val Kilmer, Ramón García y su capa o ese programa de la tele donde los famosos cantan (patético, tanto como Eurovisión, por favor que dejen de hacer esos programas), ese chocolate crujiente que imita a Suchard que cuando haces el primer mordisco te decepciona tanto como si hubieses perdido el cupón del euromillón, los buenos y siempre iguales mismos propósitos al empezar el año...
Aparte de todo esto que ya sabemos, el ver en la tele Top Secret me produjo una grata sorpresa, película mítica y tontaina que todos los que pasamos de los 30 hemos visto como mínimo dos veces. Me gustó ver a Val Kilmer, y aunque no haya escogido muy bien sus películas, tengo que decir que me gusta, a pesar de sus películas de serie B, me gusta él y sus pelis. Como esas películas de los 80, que como pertenecen a mi infancia las tengo en mi particular santuario de películas de mi infancia. Una de ellas es Temblores, de mi Kevin Bacon huevo frito, me encanta Kevin y su pelo en esa película. De hecho, más actores que me gustan del estilo son Kurt Russell, Jean Claude Van Damme, y alguno más cuyo nombre no puedo acordarme.



Una recomendación de última hora, en youtube he descubierto los capítulos de Poirot, la serie que adaptaba los casos del famoso detective de Agatha Christie. El actor David Suchet lo hace genial, y cada episodio es sensacional, yo estoy enganchada a estos episodios. De hecho, me gusta más que la señorita Marple, personaje que lo han interpretado varias actrices, unas mejor que otras.

Y ya para terminar, os deseo que tengáis un buen año, teniendo en cuenta que nuestra vida la hacemos nosotros mismos, que elijamos bien nuestras decisiones y no nos dejemos vencer por los contratiempos. Cuando esto pase, acordémonos de Zorba el griego, cuando algo sale mal pues sale mal, ¿para qué vamos a flagelarnos más de la cuenta?, ya que la vida son dos días, aprovechémosla!! Y ya que estoy con frases motivacionales a muerte, me despido con una canción súper buenrollera de los Bee Gees. Quiero encarar este año de cambios que me espera de frente, con la decisión y optimismo con la que andan los Bee Gees, ¡alegre y mirando hacia delante sin miedo!



29 de noviembre de 2016

Stradivarius in Rio

Hace ya unos años, creo recordar en el 2013, la violinista Viktoria Mullova hizo una interesantísima colaboración con diversos artistas en la ciudad de Rio de Janeiro. Como resultado de esa colaboración surgió "Entre amigos", unas obras de gran belleza que combinan la elegancia del stradivarius con la modernidad de las influencias de la música brasileira.
Aquí os dejo las que más me han gustado. Espero que lo disfritéis tanto como yo.



20 de noviembre de 2016

Movimiento desperdicio cero

Hace unas semanas, viendo vídeos de TedTalks, esos que duran tan poco y son tan interesantes, me encuentro con una mujer que dice que toda la basura que ha generado ella, su marido y sus dos hijos, caben en un bote de cristal. Me quedé anonada y vi su conferencia con una intensidad fuera de lo normal, como si fuera todo un descubrimiento. Me alegra que haya personas que vivan de acuerdo a esta filosofía y que compartan sus conocimientos con el resto de los mortales. Bea Johnson fue la pionera, dedica su vida a divulgar este estilo de vida, y más personas que vieron una nueva forma de vida de acuerdo con los ideales de sostenibilidad del medio ambiente y minimizar lo máximo posible nuestra huella en nuestro planeta.
Me encanta este movimiento, es difícil, muy difícil poner en práctica todos y cada uno de los consejos que nos dice Bea, pero estoy segura que si cada uno de nosotros integramos pequeños consejos y hábitos, ya es suficiente. La máxima es evitar el plástico, comprar a granel, en las tiendas de segunda mano, comprar pocas cosas pero buenas. ¿Realmente necesitamos tantas cosas de todo? Yo creo que no. El consumismo se ha encargado de que pensemos que necesitamos mil cosas y nos hace personas frustradas de por vida por que nunca llegaremos a tener la vida que nos dicen que es la ideal. Minimizar nuestras cosas. Yo he regalado bolsas y bolsas de libros, toallas, objetos varios, vajilla.... y seguro que me quedan más cosas. A medida que te vas desembarazando de cosas y ves, que realmente no las necesitabas, eso es algo placentero. Saber realmente lo que necesitas. Comprar con conciencia.
Bea Johnson tiene una página web muy completa donde nos enseña consejos y enseña los productos no perecederos y ecológicos que utiliza. Se llama Zero Waste Home.
Otra chica que también vive de acuerdo al Zero Waste es Lauren Singer, también da conferencias y sobretodo, tiene vídeos en youtube donde nos enseña a crear nuestra propia pasta de dientes, desodorante o los productos de higiene. Su web se llama Trash is for tossers y también me encanta.
Creo que me visto un montón de vídeos sobre el tema y he leído muchísimo sobre él. Estoy decidida a hacer cambios en vida que reduzcan el consumo de basura. Sé que no haré una vida cero desperdicio completa, pero será mi granito de arena. Si cada uno de nosotros pusiera en práctica un consejo sencillo, tal como llevar bolsas de tela con el fin de evitar que en los supermercados o en cualquier tienda te den la bolsa de plástico, ya sería un grandísimo cambio.
Todavía no somos realmente conscientes de la cantidad de basura que generamos, simplement por que no vemos lo que pasa con ella una vez dejas tu bolsa en la calle. Tú la dejas y te olvidas. Normal. ¿Pero y si en vez de tener una bolsa de basura cada día, fuera una en dos días? Siendo más conscientes en todo momento del problema, y aceptando nuestra responsabilidad, ayudaremos a nuestro planeta, que es nuestra casa al fin y al cabo.






Rechazar lo que no necesitamos: Aprender a decir "NO"

Reducir lo que necesitamos

Reutilizar: Volver cualquier cosa que sea desechable en una alternativa reutilizable. Comprar de segunda mano.

Reciclar, sólo con lo que no podemos rechazar, reducir o reutilizar.

Descomponer (Rot)