12 de agosto de 2012

Viaje al centro de la tierra

Viaje al centro de la tierra (1864) es una de las obras del famoso escritor de aventuras, Julio Verne. Todos conocemos Los viajes extraordinarios, La vuelta al mundo en 80 días, 20.000 mil leguas de viaje submarino o Miguel Strogoff.
Julio Verne nació en Nantes en 1828 y ha pasado a la historia de la literatura por sus novelas y cuentos de aventuras, los cuales son considerados como premoniciones de los avances tecnológicos que se han sucedido a lo largo del siglo XX. Está considerado junto a H.G Wells como el padre de la ciencia ficción, ya que combina elementos fantásticos con datos científicos (este hecho se puede observar muy claramente en Viaje al centro de la tierra, donde pone de manifiesto sus conocimientos geológicos). Y como dato curioso, es el segundo autor más traducido de todos los tiempos, ya que el primer lugar lo ocupa Agatha Christie. Por tanto, no es de extrañar que sus obras hayan tenido muchas adaptaciones al cine, de hecho han sido 33 las novelas adaptadas produciendo un total de 95 películas sin contar las series de televisión.
Cuando en la biblioteca me vi delante de este libro, decidí escogerlo como próxima lectura para dar un pequeño cambio a mi carrera lectora. Me apetecía sumergirme en una novela de aventuras fácilmente leíble y con rasgos de ciencia ficción. Relajarme un poco con esta entrtetenida novela así como también acercarme más a la figura de Verne ya que no había leído nada de él y es uno de esos autores que hay que leer por pertenecer muy merecidamente al mundo de los clásicos.
Como su propio nombre indica, Viaje al centro de la tierra recrea una aventura al interior del globo. Los protagonistas son tres, el profesor de mineralogía Otto Lidenbrock, hombre estudioso a la par que excéntrico, su sobrino Axel, también científico, y el guía de esta curiosa excursión, Hans, un islandés impasible ante todas las experiencias alucinantes que vivirán. Toda esta aventura empieza cuando el profesor Lidenbrock  descubre un pergamino cifrado de Arne Saknussemm, un científico islandés del siglo XVI, que afirmaba haber llegado al centro de la tierra. Rápidamente, Lidenbrock se obsesiona en descifrar el pergamino mientras su sobrino Axel, espera ansiosamente a que se le pase esta repentina euforia científca a su tío. Pero una vez resuelto el misterio, no quedarán así las cosas, y Lidenbrock decide hacer una expedición formada por él mismo y Axel y así constatar los datos de Saknussemm. Para bajar al interior del globo contarán con la ayuda de Hans, un hombre muy discreto y con un temple a prueba de acontecimientos extraordinarios.
Y bueno como no, una vez dentro, verán bosques milenarios, criaturas prehistóricas y formaciones geológicas increíbles. Todas las emociones de los protagonistas conectan muy bien con el lector, ya que a medida que se lee el libro, dan ganas de vivir todas esas hazañas.
En internet hay una página dedicada a este autor, la cual ofrece mucho material biográgico y literario interesantes.
A rasgos generales, los personajes de Verne fueron todos héroes, buenos en la escala social. Estudioso de la ciencia y la tecnología, todas sus obras (menos la última etapa de su vida) tienen esta influencia y una clara anticipación de los acontecimientos futuros, como la descripciones del submarino y los helicópteros, medios de transporte no inventados hasta muchos años después que Verne.
Os dejo con un interesante documental.



"¡Ah, mujeres, jovencitas, corazones femeninos siempre incomprensibles!¡Cuando no sois los seres más tímidos, sois las más valientes! La razón no tiene nada que ver con vosotras."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Dale vidilla al asunto!