5 de junio de 2017

Las señoritas de escasos medios

Y aquí tenemos otro libro de la gran Muriel Spark (1918- 2006), autora de la novela que me gustó tantísimo La plenitud de la señorita Brodie. En esta ocasión, nos centraremos en Las señoritas de escasos medios, novela publicada en 1963 (dos años después de "Brodie") que vino a reafirmar su éxito anterior..
Ambas novelas guardan cierta similitud, en varios aspectos se parecen. Este libro me ha gustado muchísimo también, y podemos ver a Spark en estado puro con un estilo audaz, fino, irónico y con grandes dosis de humor (olé). Spark ha conseguido crearse un estilo muy personal que la hace única. La forma que tiene de describir a los muchos personajes de sus novelas en tan sólo dos adjetivos (y qué adjetivos) es digna de mención.
"Joana Childe era hija de un párroco rural. Tenía una inteligencia considerable y sentimientos tan profundos como sombríos."
Lo que no entiendo, es cómo una autora de habla inglesa del pasado siglo XX, ese siglo que hasta hace poco estábamos en él muy cómodamente, es tan sumamente desconocida en nuestra país, España. No se habla de ella, es difícil conseguir sus libros, sólo el boca a boca hace que esta estupenda autora tenga un sitio en nuestras bibliotecas (y en nuestras vidas).
Las señoritas de escasos medios está ambientada en la primavera de 1945, Londres, época convulsa por la guerra, la cual se hace notar en todos los edificios derruidos, abandonados, en las colas por conseguir la comida y los vales de racionamiento. En este contexto, tenemos al club de chicas May of Teck, un club para chicas de escasos medios que se ganan la vida con empleos moderados.
"El club May of Teck existe para proporcionar seguridad económica y amparo social a las señoritas de escasos medios, con una edad inferior a los treinta años, que se vean obligadas a residir lejos de sus familias por tener que desempeñar un trabajo en Londres".
La autora nos contará cómo son las chicas que viven en este club, cómo es el propio club, cómo los hombres que lo frecuentan así como el Londres (victorioso) en guerra, y todo ello, con una fluidez divina. No quiero olvidarme de mencionar dos conceptos de vital importancia en este obra; la compostura y la elocución, ya en desuso ambas dos. Siempre pasa algo en las novelas de Spark que precipita todo y que es el detonante de algo que dará todo el sentido al hilo argumental. Este hecho tan importante puede explicarse al principio (como en Miss Brodie) o justo al final, como es el caso.
Resumiendo, me declaro fan de Muriel Spark e insto a que se le haga un club de fans/amigos o "algo" para que se promueva más su interesante obra.

 Rudi hablando del talento literario de Nicholas Farringdon:  “No es ni bueno ni malo. Es pura mediocridad.”

“Hace tiempo, en 1945, toda la buena gente era pobre, salvo contadas excepciones.”

“La compostura es el equilibrio perfecto, una ecuanimidad del cuerpo y la mente, una serenidad perfecta en cualquier entorno social. Vestimenta elegante, limpieza inmaculada y modales perfectos contribuyen a lograr la seguridad en una misma.” 

2 comentarios:

  1. Me apunto al club de Muriel Spark, y aprovecho para recomendar otra novela suya: "El asiento del conductor", publicada por la editorial Contraseña en 2011.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Jordi por tu comentario! Podemos llamarnos los sparkianos jejeje

    ResponderEliminar

¡Dale vidilla al asunto!