17 de marzo de 2018

La chica mecánica

La chica mecánica es una novela de ciencia ficción publicada en 2009 y escrita por Paolo Bacigalupi. Esta novela recibió un montón de premios, donde destacan el Locus, Nebula y Hugo. Vamos, que el libró triunfó. La verdad que el argumento de esta novela es de lo más original, y ha dado nombre a otro género, el clima ficción. Este género suele tratarse en el futuro, donde el cambio climático es ya una realidad, y temas como el ecoterrorismo, el deshielo de los polos, la contaminación o la subida del nivel del mar son claves en dichas historias.
Como suele suceder en las historias de el género de la ciencia ficción, esta historia es bastante complicada de entender, sobre todo al principio, de hecho, hasta que no llegas a la mitad del libro no sabes realmente cuál es la historia principal. Eso sí, una vez que llegas a ese punto clave, el resto del libro se leerá a un ritmo vertiginoso, sólo hace falta tener la paciencia de llegar a él (al punto clave), ya que es una novela bastante larga.
Bacigalupi nos transporta a un futuro distópico, concretamente a la Thailandia del siglo XXII, donde los combustibles fósiles escasean y sólo están disponibles para las élites. El nivel del mar ha aumentado de tal manera que la ciudad de Bangkok está bajo el nivel del mar, ciudad que está rodeada de grandes diques y bombas. La biotecnología tiene el dominio de casi todo, y las grandes corporaciones controlan la producción de alimentos, basados en semillas transgénicas. En este mundo, hay muchas plagas, enfermedades, seres modificados y hasta seres mutantes (unos gatos que se comen todo aquello que antes estaba vivo). El nombre de la novela, la chica mecánica, hace referencia a una protagonista del libro, Emiko, que es un neoser, es decir, una persona creada con el único propósito de servir. Emiko no es humana y tendrá debates existenciales sobre ello. Pero aparte de Emiko, hay muchos más personajes, un empresario, su secretario "targeta amarilla" (o refugiado), una niña thailandesa, el "tigre de los camisas blancas" (o el jefe de una especie de policía), su segunda al mando y los tres líderes más importantes de la ciudad, sin contar con la Reina Niña. Estos tres líderes serán el regente de la Reina Niña, el jefe del Ministerio de Medio Ambiente y el jefe del Ministerio de Comercio. Todos estos personajes, aparentemente sin ninguna cosa en común, irán viendo como los acontecimientos cruzan de una manera u otra sus caminos.
Otro aspecto importante de mencionar son la multitud de palabras en thailandes, palabras que el lector tiene que deducir su significado porque no hay ninguna traducción en el libro (y que yo eché de menos). Es un libro que ahora que ya lo he leído me ha gustado bastante, es un mundo muy original y muy bien descrito (a veces demasiado, pero se puede pasar), aunque debo reconocer que al principio cuesta mucho meterse en la historia. Mi momento clave fue hacia la mitad de la novela y estamos hablando de una historia de 544 páginas. Creo que es una lectura recomendada para los amantes de este género.

"Nada es permanente. Esta es la principal enseñanza de Buda. Ni una carrera, ni una institución, ni una esposa, ni un árbol... Todo cambia; el cambio es la única verdad."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Dale vidilla al asunto!