22 de abril de 2017

El temor de un hombre sabio

El temor de un hombre sabio es la segunda parte de la trilogía El asesino de reyes, la cual comienza con El nombre del viento. Esta primera parte, cayó en mis manos de casualidad y empecé a leerla con un poco de escepticismo porque no sabía nada de ella ni de su autor. Pero resulta, cosas de la vida, que esta historia, la historia de Kvothe, nuestro indiscutible protagonista, me ha calado hasta los huesos. Por un lado es normal, tanto la primera como la segunda parte son libros más que gruesos, Patrick Rothfuss, su autor, nos mete meticulosamente en la historia contándonos mil detalles hasta que hace posible que nos sumerjamos en este mundo de fantasía.
El primer libro me gustó mucho, pero el segundo aún más, y cuál es ahora mi desesperación al saber que Rothfuss lleva unos cuantos años de retraso para sacar la tercera y última parte. La verdad es que desde el 2011 que salió publicado el segundo libro ya le debió de dar tiempo al hombre a escribir algo, aunque por otra parte, esta última novela debe despejar todas las incógnitas que se plantean en los dos anteriores (que no son pocas) y tiene que estar a la altura de su exigente público. Navegando en las redes, me encuentro con que la expectación ante la publicación de esta tercera parte es altísima, y que su autor no tiene prisa en sacarlo, quiere hacerlo despacio y bien. Mientras tanto, tenemos otro libro, este más corto, llamado La música del silencio, centrado en Auri, , uno de los personajes más bonitos y enigmáticos de la historia. Así que mientras tanto, me leeré este libro con la esperanza de que no tarde demasiado el tercero, cuyo nombre provisional es Las puertas de piedra. Los fans de Kvothe (entre los que me incluyo) están seguros (yo al 100%) de que esta historia será llevada al cine, también en forma de trilogía, sino, tiempo al tiempo.
Para los que no sepan de que va esta maravillosísima historia, la resumiré a grandes rasgos. No voy a entrar en detalles, pero baste decir que hay muchos personajes secundarios, escenarios y una trama con fuerzas oscuras de fondo de lo más interesante.
En un pueblo remoto nos encontramos una taberna regentada por un hombre de mediana edad (aparentemente, porque en esta historia nada es lo que parece), pelirrojo y muy discreto. Es un hombre cauto y muy normal, a simple vista. Pero no lo es. Es Kvothe, un hombre del que circulan miles de historias, muy dispares, unas verdad y otras mentira. Ladrón, músico de troupe, estudiante de la Universidad, asesino de reyes, héroe, mendigo.... ¿Qué era verdad y qué mentira? Un día llega un escribano a la taberna y reconoce a Kvothe, entonces éste decide contar su verdadera historia, la cual le llevará tres días enteros, un día por cada libro.

Trilogía de fantasía que podrá ser comparada con El señor de los anillos, sin exagerar.

Kvothe es, ante todo, músico. Su laúd es una extensión más de su cuerpo y por tanto, la música es una parte muy importante del libro.



"Todo hombre sabio teme tres cosas: la tormenta del mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable,"

       “Es bueno saber que no sabes. Es bueno decirlo. Eso es también el camino del Lethani.”

“No podríamos tener una líder que no supiera pelear. Su estilo no tiene parangón. Pero una líder no es sólo músculo. Una líder es una mente.”

"Ya lo dijo Teccam: no hay hombre valiente que nunca haya caminado 100 kilómetros. Si quieres saber quién eres, camina hasta que no haya nadie que sepa tu nombre. Viajar nos pone en nuestro sitio, nos enseña más que ningún otro maestro, es amargo como una medicina, cruel como un espejo. Un largo tramo de camino te enseñará más sobre ti mismo que cien años de silenciosa introspección."


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Dale vidilla al asunto!