1 de noviembre de 2016

Trilogía de la Fundación de Isaac Asimov

Y aquí tenemos el último libro que he leído, y se trata nada más y nada menos que de la Trilogía de la Fundación (1951- 1953) del gran maestro de la ciencia ficción, Isaac Asimov. El leer esta trilogía ha supuesto un antes y un después en el género de la ciencia ficción. Puedo decir y digo, que son los libros que más me han gustado hasta la fecha, y eso que no he leído pocos, ya que la ciencia ficción me llama cada día más fuerte. Me ha encantado su lectura, la forma en que está escrito, el mundo fantástico que imaginó Asimov, cómo va enlazando los acontecimientos, cada vez más rebuscados, para luego darles solución de una forma súper sorprendente y rocambolesca. El universo de Asimov me ha enamorado, así como sus personajes, me han hecho emocionarme y ponerme nerviosa, asombrarme y llenarme de admiración por Asimov, escritor y prolífico divulgador científico.
Isaac Asimov nació en Rusia en 1919, pero a la edad de tres años sus padres se mudaron a Estados Unidos. Anteriormente de ser escritor, fue profesor de bioquímica en la Universidad de Boston, profesión que dejó para dedicarse de lleno a la escritura de cuentos y libros. A Asimov se le considera un humanista y racionalista, progresista en temas políticos e interesado en tema de la natalidad y súperpoblación (véase la parábola del cuarto de baño), afirmando que el exceso de población encarecía los derechos y calidad de vida de los individuos.
Pero vayamos a la trilogía de la Fundación, obra que se considera, casi la más importantes del autor, ya que también escribió Yo, robot, Los propios dioses o El hombre bicentenario.

Resumir el argumento de esta trilogía no es fácil, pero lo intentaré. En un futuro muy muy lejano, el hombre se ha dispersado por toda la galaxia. La capital del Imperio, el régimen que reina de forma aparentemente sólida, es Trántor, un nido de intrigas, corrupción, y mucha burocracia. Allí nos encontramos con Hari Seldon, el protagonista indiscutible de la historia pero que sin embargo es, asimismo, el que menos aparace. Seldon ha fundado un estudio matemático basado en el comportamiento de las masas, la psicohistoria, y mediante esta ciencia preveé la caída del Imperio y retorno a la barbarie durante millones de años. Para reducir este largo periódo de tiempo de muerte y destrucción, idea un plan maestro. Seldon crea la Fundación en el otro extremo de la galaxia. La Fundación son un conjunto de científicos que se encargarán de preservar todo el conocimiento actual para que no se pierda. Al cxabo de los años, la Fundación alcanza límites insospechados de poder, a base de la ciencia, la religión y el comercio. Sin embrago, ya en el tomo dos, aparece el Mulo, un individuo dotado de poderes mentales que puede manipular las mentes de los demás. Este individuo, desafía las previsiones del Plan Seldon, ya que la influencia del Mulo va creciendo muy rápidamente, haciéndose con el control de planetas y mundos. Todos siguen confiando en el Plan Seldon ciegamente, y es quí, donde entra en juego la Segunda Fundación. Cuyo emplazamiento es sumamente secreto, incluso para los dirigentes de la primera.

En realidad, la serie de la Fundación contiene 16 libros, pero los principales son estos tres: Fundación, Fundación e Imperio, y Segunda Fundación. La editorial DeBolsillo las ha reunido y es muy recomendable su lectura.
Para todos aquellos que no conozcan a Isaac Asimov y para los que les guste el género de la ciencia ficción, les recomiendo encarecidamente la lectura de esta joya de la literatura.






 Salvor Hardin: “La violencia es el último recurso del incompetente.”

“Considero que la violencia es una forma antieconómica de obtener un fin. Siempre hay caminos mejores, aunque a veces no sean tan directos.”



Primer Orador: “Esperaba reunir las cualidades necesarias, pero temía no conseguirlo. En realidad, tanto la esperanza como el miedo son debilidades. Usted sabía que estaba cualificado, y vacila antes de admitir el hecho porque admitirlo podría indicar que está demasiado seguro de sí mismo y, por ello, ser descalificado. ¡Tonterías! El hombre más irreversiblemente estúpido es aquel que ignora su sabiduría. Que usted supiera que estaba cualificado forma parte de esta misma cualificación.
Relajamiento al otro lado de la mesa.
-Exactamente. Ahora se siente mejor y ya no está en guardia. Está mejor preparado para concentrarse y comprender. Recuerde que para ser realmente eficaz no es necesario sujetar la mente bajo una barrera de control, pues ello la convierte casi en una mentalidad desnuda. Es más conveniente cultivar cierta inocencia, cierta conciencia de sí mismo, y una ingenuidad que no oculte nada. Mi mente está abierta ante usted. Haga, pues, lo mismo.


2 comentarios:

  1. ¡Apasionantes! Lo mejor de Asimov en el terreno de la ficción. Yo, que no soy de sagas, cogí carrerilla y me leí hasta el cuarto. Lo dejé para no engancharme más y porque me parecía una prolongación artificial de la historia.
    Leo poca CF porque procuro seleccionar mucho. El último que leí de Stanislaw Len no me gustó demasiado pero sigue siendo mi favorito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Molina! Yo cada vez leo más sobre este género la verdad, pero tengo que decir que me informo primeramente, no cojo el primer libro que llega a mis manos. Stanislaw Len me falta, le tengo ganas, cuando acabe el libro de ahora, le daré una oportunidad. Un abrazo!!

      Eliminar

¡Dale vidilla al asunto!