24 de abril de 2015

Apabullante silencio extranjero

Apabullante silencio extranjero es la última novela de Fernano Fonseca (Oviedo, 1956), uno de los autores más veteranos en el panorama de la literatura asturiana. Autor de diversas novelas, también ha colaborado en revistas literarias, periódicos o de guionista para la televisión en Clarín de ligera pluma.
En esta ocasión, nos trae la historia de Verbo Paulatino, un hombre sin importancia que por circunstancias de la vida ha sido despedido de su trabajo después de toda una vida. Verbo Paulatino es uno de esos hombres discretos, casi invisibles a los que podríamos llamar sinsuntancia. Al encontrarse solo ante el tiempo, decide recorrer las calles de Ciudad Ajada (a la que me recuerda a Uvieu), y sin saber cómo, se encuentra dentro de un bucle persiguiendo a un antiguo amigo de la infancia mientras le van persiguiendo a él. El bucle de persecuciones de hace más y más grande dentro de una ciudad donde la lluvia es fina y de color violáceo. Mientras tanto, entabla amistad con María Salesa a quien conoce en medio de la vorágine persecutoria y entablarán una bonita amistad. Es Maria Salesa la que le sugiere una idea de lo más peculiar, que monte un negocio de palabras. En una sociedad donde cada vez usamos menos la palabras, hay muchas que caen en el olvido, y éste será el cometido de Verbo Paulatino, rescatar las palabras que la gente necesite según sus circunstancias. Así que se construye una máquina de hacer palabras, a la que bautizarán como La Palabrería. De esta forma, Verbo Paulatino abrirá su negocio y veremos como se desarrollan los acontecimientos en Ciudad Ajada, todo ello mientras una lluvia de rosas sorprende a sus habitantes.
La idea de la máquina de palabras la encuentro de lo más cuqui, la verdad, ya que las palabras son la base de la literatura, y sin palabras, los amantes de la literatura nos quedamos indefensos ante la nada.
La prosa de Fernando Fonseca es peculiar, al principio me chocó por que no tiene la linealidad a la que estoy acostumbrada, pero a medida que vas leyendo las hojas, te das cuenta de que la prosa, la forma en la que está escrito el libro es casi otro personaje más. Me olvidaba decir que aparte de Verbo Paulatino y María Salesa, tenemos a unos cuantos personajes de lo más bizarros.
La encagada de publicar Apabullante Silencio Extranjero es la Editorial asturiana Pez de Plata y hay que decir que está súper bien cuidada, no falta ningún detalle. Y no puedo dejar de mencionar los dibujos de José Paredes, quien capta la atmósfera de Ciudad Ajada a la perfección.
Por tanto, si os encontráis con este libro, no dejéis que se os escape.



·         “Bebe y deja beber” (Soldado Svejk)


·         “El problema de este mundo es que los estúpidos están seguros de todo y los inteligentes llenos de dudas”


-¿Qué lado de la cama eliges?

-     - El centro… ¿Y tú?         

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Dale vidilla al asunto!