10 de octubre de 2011

Las amistades peligrosas


Las amistades peligrosas es una famosa novela epistolar escrita por el francés Pierre Choderlo de Laclos en 1782. Narra las conspiraciones y tramas de la nobleza en aquella época, en donde el aparentar y saber relacionarse era lo más importante. La publicación de esta novela supuso el éxito inmediato al autor. De hecho se han hecho numerosas adapataciones al cine de la mano de Roger Vadim o Stehpen Frears. Esta última más conocida ya que fue protagonizada por Glenn Close, John Malkovich, una jovencísima Michelle Pfeifer y los novatos Keanu Reeves y Uma Thurman.
Pero vamos al meollo de esta interesante novela. La Marquesa de Meteuil y el Vizconde de Valomont son los personajes principales. Ambos fueron amantes en el pasado y tienen la misma mentalidad maquivélica, en el sentido que utilizan lo que haga falta para cumplir con sus intereses y objetivos, aunque ello conlleve la deshonra de terceras personas. El Vizconde lo tiene más fácil, ya que al ser hombre en esa sociedad dominada por los hombres gozaba de mayor libertad para realizar sus conquistas y jactarse de ellas. Por el contrario, la Marquesa debe tener más frialdad y calcular bien cada paso que da para que no se descubran sus oscuras intenciones.
Pues bien, la Marquesa y el Vizconde deciden hacer una alianza. El Vizconde deberá seducir a la Presidenta de Tourvel, una señorita ingenua y muy debota, a la par que casada y muy muy recatada y virtuosa. Un objetivo nada fácil. Si consigue seducirla, la Marquesa engañará a su actual amante y se entregará a Valmont.
Por otro lado tenemos un amor adolescente, en el que también se meterán estos dos haciendo maldades y fastidiando este amor de juventud. La señorita de Volanges, de unos 15 años muy cándidos, va a casarse con un hombre ya entrado en años al que no conoce. Estuvo toda su infancia e un convento, y por lo tanto no sabe cómo desenvolverse en las tramas amorosas que le reserva el destino. La señorita de Volanges se enamorará del joven Danceny, su profesor de música, pero esta unión es harta complicada debido a que la madre de ésta no quiere deshacer la unión matrimonial de su joven hija. Por tanto, el libro se compone de la numerosa correspondencia entre estos personajes, la madre de la señorita Volanges y la tía de Valmont.
Esta obra es un reflejo de cómo un ser humano puede conspirar y arrebatar algo muy preciado a la otra persona sin esta enterarse de esta cruel maquinación. El final es sorprendente.
El estilo literario de esta obra es digno de mencionar aparte, ya que utiliza todos los formalismos de la época y de la nobleza. Se considera una obra maestra de la literatura francesa y se tiene bien merecido ese calificativo. Eso sí, en ocasiones, puede resultar de lectura lenta ya que los acontecimientos suceden muy despacio en el tiempo. De todas formas, es una lectura obligada para aquellos amantes de la literatura clásica.




“¡Qué felices somos los hombres de que las mujeres se defiendan tan mal!; no seríamos, sino, cerca de ellas, más que tímidos esclavos. Siento en este instante un movimiento de gratitud hacia las mujeres fáciles, que me arrastra naturalmente a los pies de usted."

“Los tontos han sido puestos en este mundo para divertir a los que no lo son.” (“Maligno”. De Gresset)

“Estas palabras trazadas con lápiz se borrará, acaso, más nunca los sentimientos grabados en mi corazón.”

“¡Qué cosa tan cómoda es tener que tratar con vdms., los que tienen principios!"

“Quede vmd. Con Dios. La amo siempre como si fuese una mujer de razón.”

“Los excesos son buenos con aquellos a quienes se quiere dejar pronto."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Dale vidilla al asunto!