17 de agosto de 2011

Libros


La isla del tesoro

La isla del tesoro es un clásico del género de aventuras que sigue encandilando a los lectores a día de hoy. Robert Louis Stevenson (1850- 1894) tenía 30 años cuando inició la gestación del libro de una forma de lo más casual y espontánea. Todo comenzó como un simple pasatiempo para entretener a su hijastro de doce años, durante un lluvioso verano en Escocia. Poco a poco, el relato inventado por Stevenson fue creando situaciones, personajes y el famoso mapa tan importante en la historia del perseguido tesoro. El protagonista Jim Hawkins, es un chaval que se embarca en esta aventura llena de piratas, disputas, tiroteos y ron, en donde cada decisión que toma es crucial para su supervivencia y para el desenlace del libro. A golpe de aventuras Jim se convertirá en uno de los personajes más carismáticos de la historia, en donde el barco la Hispaniola también será uno más.
La isla del tesoro fue publicada en 1883 originalmente por entregas en la revista "Young Folks". La historia nos habla de Jim Hawkins, un chico que junto a sus padres trabaja en la posada del Almirante Benbow. Un día aparece un marinero con la mejilla cortada, Billy Bones, cuya única posesión es un viejo y misterioso cofre. Una noche, viene a la posada un pirata ciego el cual pregunta por Bones. Esa misma noche muere el padre de Jim. Días más tarde, Bones muere de apoplejía, producto de su adicción al ron. Jim y su madre se ven obligados a huir ya que el ciego había dado orden a otros piratas/malhechores de ir a por el cofre. Pero con lo que no contaban es que Jim y su madre se llevarían el cofre entero. Luego descubren el mapa y Jim se verá inmerso en la búsqueda del tesoro.
Y no nos olvidemos a uno de los piratas más famosos de toda la vida, John Silver o John el largo, con su pata de madera y una botella de ron en mano.
Libro de lectura recomendada. Un clásico moderno que perdura hasta nuestros días.



John Silver hablando sobre el autor (en el apéndice):
“- No sé muy bien a qué se refiere usted- dijo Silver-. Lo único que sé es esto: si existe una cosa llamada Autor, yo soy su personaje preferido. Se ocupa de mí mil veces más que de usted… mil veces más, vaya que sí. Y le gusta ocuparse de mí. Me deja estar en cubierta la mayor parte del tiempo, con mi muleta y todo; y a usted lo confina en la ínfima bodega, donde nadie puede ni quiere verlo, ¡téngalo por seguro! Si hay un Autor, rayos y culebrinas, sin duda está de mi lado, ¡puede usted apostar por ello!.”

El pájaro verde

Juan Valera (1824- 1905) pertenece a ese grupo de escritores célebres del siglo XIX español. Autor de novelas bien conocidas como Pepita Jiménez o Juanita la larga, escribió asimismo muchísimos ensayos y artículos, asi como teatro y novela tanto larga como corta, sin olvidarnos de los cuentos. Además de ser escritor fue diplomático y político. Valera descendía de una familia aristocrática venida a menos.
Valera tenía una idea clara de lo que la escritura debía ofrecer al lector. Para él la novela debía reflejar la vida, pero de una manera idealizada y embellecida. Es realista porque no cae en el sentimentalismo, pero a la vez trata de eliminar los aspectos penosos de la realidad. Su estilo por tanto, es sencillo, preciso y con una gran correción literaria.
El pájaro verde es un cuento que muestra todos estos conceptos.
Nos cuenta la historia de una princesa que es incapaz de encontrar al príncipa adecuado. En esto aparece un pájaro verde que aparece y desparece que encandila a la princesa. Es un cuento fantástico, muuuy bonito, sencillo y de una lectura muy amena.
A mí me gustó mucho. Los otros cuentos que escribió son de creación propia, aunque también ha adaptado a nuestra lengua cuentos populares de otras culturas.
A mi parecer es un escritor interesante que merece la pena leer.

“De vuelta a su lugar cierto joven estudiante muy atiborrado de doctrina y con el entendimiento más aguzado que punta de lezna, quiso lucirse mientras almorzaba con su padre y su madre.” (Cuento “Milagro de la dialéctica”)



5 comentarios:

  1. Anónimo6/9/11 19:14

    Takanawa,
    Me encanta tu página. No me preguntés cómo la encontré, son esas cosas del destino. Un abrazo fuerte fiera,

    Ramiro.

    ResponderEliminar
  2. airin, no hay ninguna coherencia entre la crítica a "la isla del tesoro" y "el pájaro verde". no los ha escrito la misma persona. da la sensación de que adaptaste textos que encontraste por ahí.

    expresiones como "Para él la novela debía reflejar la vida, pero de una manera idealizada y embellecida" o "aspectos penosos de la realidad" no se corresponden con tu manera de escribir, y tú sabes hacerlo mucho mejor.

    pequeño tirón de orejas. en compensación ¿una cerve? ¿quedamos?

    ResponderEliminar
  3. perdón, quería decir "no LAS ha escrito la misma persona".

    ResponderEliminar
  4. tu comentario me gusta y disgusta a la vez, vamos, que tengo sentimientos encontrados. asi que me pensare lo de la cerveza jeje. por cierto, el comentario is only mine... en ese día las constelaciones no estaban sobre mi signo...

    ResponderEliminar
  5. bueno, mi reportera favorita, lo hago para subir la calidad del blog. quizás pensaba que no era tan evidente: pero lo es. mejor que te lo diga yo que no cualquiera que te quiere mal por ahí.

    aparte ¿me estás diciendo que el comentario del tal ramiro es en realidad tuyo?

    y la cerveza no se piensa. se bebe con airin colgada de mi brazo mirándome embelesada como le critico los posts.

    ResponderEliminar

¡Dale vidilla al asunto!